96 548 50 00      Plaza de España, 1 ayuntamiento@albatera.org

El nadador albaterense Manuel Martínez ya lo tiene todo listo para competir en el Mundial de Natación Paralímpica que se celebra del 9 al 15 de septiembre en Londres. Este jueves, junto con el concejal de Servicios Sociales, José Antonio Berná, y el concejal de Deportes, Alfredo Box, el nadador explicó sus objetivos para este campeonato así como el proceso que ha llevado durante estos años atrás para conseguir llegar a este nivel de competición. Además, ambos ediles quisieron desearle suerte y transmitirle el apoyo de todo el pueblo. 

El edil de Servicios Sociales le preguntó por su evolución en el mundo del deporte, desde sus comienzos hasta la entrada en competición, algo en lo que Martínez destacó que “empecé a entrenar porque era beneficioso para mi salud pero fue en 2013, con 16 años, cuando fui al primer campeonato de España y gané la medalla de bronce. A partir de ahí comencé a entrenar un poco más para ver hasta donde era capaz de llegar”.

Por otro lado, José Antonio Berná también quiso valorar que este joven deportista está a punto de finalizar sus estudios de grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, algo que ha compaginado con sus entrenamientos, lo que ha supuesto “mucho sacrificio tanto mío como de mi familia, porque más allá de las medallas, vimos que la natación era muy buena para mi salud, para socializar y desarrollarme como persona. Apostamos por eso y decidimos hacer ese sacrificio, ya que entreno en hasta  4 sitios diferentes porque siempre voy buscando piscinas de 50m que son las que más se asemejan a las condiciones de competición”.

Manuel Martínez señaló que “decidí estudiar esta carrera porque el deporte es muy importante para mí, y tuve una mala experiencia con un profesor de educación física que solo me mandaba a dar vueltas a la pista y yo pensaba que aquello no podía ser posible y que tenía que cambiar”. Además “tengo como ejemplo a Santiago Sanz que también hizo esta carrera”. “La UMH da mucha importancia a la adaptabilidad y se han hecho obras en la universidad para hacer algunas adaptaciones, además muchas asignaturas se han adaptado y los compañeros siempre compañeros se han sensibilizado, han estado conmigo y me han apoyado, por lo que mi experiencia en la universidad es positiva”, añadiendo que: “cuando llegamos a los sitios tenemos que ir abriendo camino, pero animo a la gente a estudiar y trabajar, que se nos vea que estamos ahí y que seamos cada vez más”.

En cuanto a la competición en el Mundial de Natación Paralímpica explicó que “una de las características del deporte adaptado es que nos diferenciamos por categoría funcionales, en función de mi grado de discapacidad soy una categoría u otra, yo estoy en la SM4-SM3”, sin embargo “cada patología es un mundo, no se puede comparar una parálisis cerebral con una persona amputada por ejemplo”.

En la valoración “te dan una serie de puntos y en función de esos puntos estás en una categoría o en otra, pero en una misma categoría hay diferencias de 120 a 170 puntos y no es lo mismo estar por abajo que por arriba, son muchos puntos de funcionalidad, de movimiento en el agua, en mi caso cuando hago braza, por mi rigidez muscular no puedo flexionar las piernas para salir desde arriba, hay muchos que si saltan desde arriba y son los que suelen ganar”.

En este mundial competirá en 150 estilos, 50 espalda y 50 braza, siendo esta última su favorita, a pesar de que “empecé a nadarla hace unos dos o tres años pero es de las pruebas que más he mejorado en estos últimos años”. En cuanto a sus objetivos para el campeonato, destaca que “más que medallas, yo me quedo con el crecimiento personal y mejorar mis marcas, han sido 12 meses muy largos de entrenamientos pero a mí no me gana nadie en ilusión, voy a disfrutar de esa piscina, y con mucha gente, que van a ver 5.000 personas, me hace ilusión ver un pabellón lleno de gente”.

Del europeo recuerda que “aprendí todo lo que rodea una competición de estas características, en la prueba de clasificación nadé con una sensación muy buena que no he vuelto a tener, luego en la final nada más salir ya quería tocar la otra pared. Entonces desde ahí voy buscando siempre cual es mi sensación a la hora de nadar, buscando esa sensación del europeo”. “Pasé muchos días mal porque se me escapó por muy poco la medalla de bronce y me costó asimilar que la perdí, pero me di cuenta que el campeonato fue el mejor que he hecho en mi vida y de esos primeros metros que hacía con 7 años hasta llegar al europeo hay que valorar todo ese proceso, al final más que la medalla es el camino que te lleva hasta ahí”. 

Martínez quiso destacar también que este año ha conseguido una beca del Proyecto FER, una iniciativa para deportistas de la Comunidad Valenciana, y una beca del comité paralímpico por haber quedado 4 en el europeo, además de ayudas y becas para los estudios.

Por otro lado presentó la camiseta que va a llevar al mundial en la que ha querido contar “con los colaboradores principalmente del Club Aquarium y míos personales también, la UMH me ha cedido las instalaciones estos últimos meses, el ayuntamiento y el Centro Deportivo que desde el primer día me han tratado muy bien y también se merecen estar en esta camiseta”.

Finalmente quiso agradecer “el apoyo que tengo en el pueblo de Albatera, porque voy por la calle y la gente me apoya y me da muchos ánimos”. El edil de Servicios Sociales le agradeció “el detalle que te hayas acordado del ayuntamiento y el centro deportivo en esta camiseta”. Berná también adelantó que “desde el ayuntamiento iremos informando a través de las redes sociales de los días y horarios en los que participa Manuel”.

El concejal de Deportes, Alfredo Box le dio las gracias por “representar al pueblo de Albatera y que la medalla es lo de menos, después de oírte vas por encima de la medalla, lo importante es la superación, eres un orgullo para el pueblo de Albatera”.

Para concluir el nadador albaterense indicó que “en la competición voy en un camino ascendente en el que vamos poco a poco, mi momento de madurez deportiva será seguramente más adelante. La natación y el deporte me aportan salud y bienestar, conocer gente y eso no lo voy a perder nunca, mientras me siga picando el gusanillo de la competición voy a seguir compitiendo, el camino sigue no se queda aquí”.

Share This